Thomas Rook y su casa con alma de años 20.
Berlín

No todo en Berlín es minimalista y gris, Thomas Rook, estilista y diseñador de espacios, ha convertido un antiguo piso "Berliner Mietshaus"de 1901, en su propio palacio. Inspirándose en las tradiciones locales y la artesanía de sus raíces, el sur de Alemania,  como parte de su historia, ha transformado su casa cual crisálida en una bella criatura.

Nada en este hogar versallesco está exento de detalle: sus antiguas cornisas conservadas, el papel de pared, el arte, el mobiliario, hasta las viejas estufas de baldosas, todo forma parte de la historia del edificio y de la ciudad. Thomas quería aportar esplendor pero siempre manteniendo la identidad y el alma del lugar, porque su universo es cualquier cosa menos común.
Hagamos de lo extraordinario, lo ordinario ¿por qué no?

Puedes encontrar el reportaje de Thomas y la entrevista completa en AD España.