Nadia Pape, la chica del vintage
Barcelona

Conocí a Nadia (más bien la descubrí) en un mercadillo informal un sábado de Otoño. Yo estaba de visita a la parada de unos amigos y de repente me pareció ver una melena pelirroja en la parada de enfrente, que se movía con gracia entre burras de ropa vintage. Hablé con ella para preguntarle si le apetecería hacer un shooting sobre ella y su mundo y ella, algo tímida, decidió arriesgarse, aún no sé muy bien por qué, aunque deduzco que mi cara de buena persona pudo ayudar a convencerla. 
Nadia compartía un pequeño Ático en Gracia, con pocas cosas personales, ya que vivía entre Barcelona y Mallorca, de donde es ella, y sus burras de ropa con las que organizaba mercadillos. Hay algo en su mirada que la hace bella, tras su larga melena, su timidez, su sonrisa casi imaginada. No tenía aun grandes planes trazados, más bien se dejaba llevar un poco por las cosas que se iban sucediendo. 
Me pareció una mariposa grácil, que se posa por unos instantes para que puedas observarla, antes de alzar el vuelo de nuevo en busca de aventuras.  

Nadia ha aparecido como parte de un reportaje en Houzz