El Arte de Mari Quiñonero
Madrid

En casa de Mari Quiñonero, un antiguo piso regio de Madrid en Malasaña, se respira calidez y familiaridad, sus dos galgos Manolo y Hugo, y la Pequeñita, como le gusta llamarla a ella, la acompañan a diario mientras ella pinta, corta, compone y experimenta en su estudio, ubicado al lado del salón, repleto de luz,  colores, telas y lienzos. 
Mari hace collage, sus "Chicas del Turbante" son ya un hit y sigue creciendo, porque si hay algo que le gusta a Mari es probar, que nada coarte sus ideas y su deseo de crear.
Cruzar las puertas de su mundo es contagiarte de su cotidianidad y su admiración por sus tesoros, sus libros, su arte y su familia perruna.

Puedes leer más sobre la historia de Mari en la entrevista que le ha realizado Anna Alfaro habla en Vein Magazine, con fotos de una servidora.